Seguro de Caución: ¿Qué Es y Cómo Surgió?

Seguro de Caución: ¿Qué Es y Cómo Surgió?

Los seguros de caución se encuentran en un periodo de gran expansión. Según un relevamiento llevado a cabo por la Defensoría del Inquilino de CABA, el 35% de los anuncios de apartamentos en alquiler permiten esta clase de garantía, lo que muestra un crecimiento importante comparativamente con los últimos años, cuando alquilar con esta opción era la excepción a la norma.

A esto se debe sumarle el actual lanzamiento del programa “Garantía BA” del Instituto de Vivienda de la Ciudad, que busca –fundamentalmente- cambiar la “garantía propietaria” por el seguro de caución.

Frente a esta modificación (en curso) de la cultura del alquiler en la Ciudad de Buenos Aires, se requiere examinar detalladamente qué son los seguros de caución, qué efecto producen en el mercado de alquileres y qué beneficios y daños producen en inquilinos, propietarios e inmobiliarias.

¿Qué son los seguros de caución?

Son garantías que proporcionan compañías de seguros o bancos para cubrir el ocasional incumplimiento de pago del inquilino. Los seguros de caución cobran entre uno y 2 meses de alquiler (siempre al inquilino) y a cambio, firman el contrato como “garantes” de los pagos mensuales.

Frente a un incumplimiento del inquilino, el locador notifica al seguro de caución y este responde económicamente en pocos días. Más adelante, la organización reclama al inquilino el pago de la deuda sumando punitorios, costos administrativos y honorarios del jurista, que aumentan drásticamente el costo adeudado.

¿Es obligación presentar una garantía para alquilar?

No existe legislación que obligue al inquilino a presentar una garantía para alquilar. La única garantía integrada en el Código Civil es el depósito que el inquilino entrega al ingresar a la casa y que podría ser, como máximo, de un mes por año de contrato.

La funcionalidad del depósito es ser una reserva de dinero que queda en tenencia del locador y que se usa para encarar deudas que logren existir al finalizar la interacción contractual (generalmente impuestos, expensas y tarifas de servicios públicos que llegan a mes vencido) y los perjuicios a la propiedad que tienen la posibilidad de ser atribuidos al locatario, con la consecuente obligación del locador de restituir el dinero restante.

¿Cómo surgieron los seguros de caución?

Hace décadas, una sección de las inmobiliarias empezaron a solicitar “garantías propietarias” como requisito excluyente para alquilar y con el paso del tiempo, lograron agrandar dicha práctica a la integridad del mercado de alquileres.

La exigencia impuesta por el mercado inmobiliario se apoya en que una o más personas, que sean dueñas de un inmueble en la Ciudad de Buenos Aires y que sean parientes directos del inquilino, firmen el contrato como “garantes”, o sea, aceptando las deudas que logre tener el inquilino.

Según datos relevados por la Defensoría del Pueblo, el 35% de los anuncios de apartamentos en alquiler permiten seguros de caución, en lo que en el 65% restante permiten solamente garantías propietarias.

La complejidad para llevar a cabo dicha exigencia (muchos inquilinos no poseen parientes propietarios o viven fuera de la ciudad) generó el entorno para que, a partir del seno mismo del mercado inmobiliario, surjan los seguros de caución. Si bien era una práctica recurrente en el alquiler comercial, en los últimos años se generalizó para el alquiler de casa.

xsupu74

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *